Germoplasma, cuando genética y agricultura triunfan.

Lunes, Marzo 28, 2016

Cualquier parte de la planta que puede ser usada para hacer crecer una nueva planta. Conservar el germoplasma, garantiza la permanencia de una amplia diversidad fitogenética para mejorar los cultivos y dar seguridad alimentaria y nutricional. Para ello, se crearon los Bancos de Germoplasma, que:

  • Aseguran disponibilidad continua de recursos fitogenéticos para la investigación, la reproducción y la mejora del suministro de semillas para un sistema agrícola sostenible.
  • Son recintos clave para evitar perder diversidad genética por la presión de factores ambientales, físicos y biológicos, y las actividades humanas.
  • Son relativamente recientes a nivel mundial.
     

La FAO, emitió una serie de normas y procedimientos para que estos bancos funcionen de la manera mas eficaz, ya que además su mantenimiento es costoso (la criopreservación es un ejemplo). Existen tres tipos de bancos de germoplasma:

  1. Bancos de semillas. Para cultivos destinados a alimentación.  Existen plantas útiles que durante años sirvieron pero que ya no se utilizan para producción agrícola comercial. Antes de que se extingan hay que conservarlas. También se protegen contra desastres naturales, brotes de una enfermedad o guerras.
  2. Bancos de campo: Para plantas que producen semillas no ortodoxas. Plantas que producen muy pocas semillas, que se propagan de forma vegetativa y/o requieren un ciclo de vida largo para generar material de mejora y/o de plantación. Plantas vivas en macetas o bandejas dentro de invernaderos o umbráculos.
  3. Bancos de Conservación in Vitro y Criopreservación.
     

Existen aproximadamente 6 millones de accesiones (muestras de una población de plantas en particular), almacenadas en cerca de 1300 bancos de germoplasma alrededor del mundo. Es solo una mínima parte de la biodiversidad mundial porque existen regiones del mundo que no se han explorado con el objetivo de colectar recursos genéticos. El banco de germoplasma más grande del mundo se encuentra en Estados Unidos con más de 400 mil colecciones de diferentes variedades acumuladas: “United States Department of Agriculture National Plant Germplam System”. Una de sus colecciones más grandes es la de chiles con más de 2,000 elementos. En Canadá se encuentra el “Plant Gene Resources of Canadá”. En cuanto al arroz, los principales bancos se encuentran en Asia, en China y en India. En México, origen del maíz, se encuentra el CMMYT, que opera el Centro de Recursos Fitogenéticos Wellhausen-Anderson que contiene aproximadamente 28,000 muestras de maíz y teosintle, 140 mil muestras de las Triticeae, incluyendo trigo marinero, trigo duro y triticale (cultivo hecho a partir de una cruza de trigo con centeno), así como colecciones de cebada, centeno y parientes primitivos y silvestres del trigo. El Centro tambien mantiene una colección viviente de especies de Tripsacum (pariente lejano del maíz). Este Centro es líder a nivel mundial en cuanto a conservación de maíz.



Share