Los Robots Agrícolas y la Inteligencia Artificial

Miércoles, Agosto 19, 2020

La robótica y la inteligencia artificial (IA) estan impulsando un cambio profundo y transformador en la agricultura. Las decisiones en los campos agrícolas ya no son del dominio exclusivo de los seres humanos. Las máquinas han demostrado su viabilidad técnica y su funcionamiento es dirigido a mejorar el rendimiento sobre la inversión, la confiabilidad, y el modelo de negocio.

Varias actividades en la agricultura son propensas a la automatización. En los próximos años la transición hacia tecnologías IA son un hecho. La transformación no será de la noche a la mañana, pero la robótica y la IA son inevitables en la evolución de las tecnologías y prácticas agrícolas. El potencial es enorme.

Son varias las categorías de productos clave y las tecnologías que están impulsando este cambio. Desde los robots autónomos que realizan acciones de precisión específicas en la planta, hasta los implementos robóticos inteligentes con visión habilitada, las diversas cosechadoras robóticas de frutas y hortalizas frescas, los tractores altamente automatizados y autónomos, y los vehículos agrícolas de alta potencia, y los drones, entre otros.

 La tecnología de visión artificial permite que los robots vean, identifiquen, localicen y tomen alguna acción inteligente específica en plantas individuales. La visión artificial utiliza cada vez más algoritmos combinados en conjunto con datos de imágenes anotadas por expertos, lo que permite que la tecnología supere con creces el rendimiento de los algoritmos convencionales e incluso iguale o supere el de los agrónomos. Este enfoque permite reconocer todo tipo de cultivos y analizar sus condiciones visualmente como el estrés hídrico, enfermedades, etc.

 Muchas versiones de esta clase robótica emergente son autónomas. De hecho, la eliminación del conductor por vehículo es la base del concepto de flotilla. Es evidente que hoy existe una gran brecha de productividad entre los equipos grandes y de alta potencia y aquellos compuestos por flotillas de pequeños robots. Sin embargo, esta brecha de productividad puede reducirse ya que este último tiene un margen sustancial de mejora.

 El primer mercado objetivo importante es el de la maleza. Los beneficios del retorno de la inversión aquí están impulsados ​​por el ahorro de mano de obra, el ahorro de agroquímicos, el aumento de los rendimientos y la menor compactación de la tierra. La pulverización de precisión, mecánica o eléctrica, puede reducir el consumo de agroquímicos en un 90% en comparación con la aplicación no dirigida. Esta tecnología puede permitir a los agricultores combatir las malezas resistentes a los herbicidas, que son un problema creciente, especialmente en algunas regiones críticas. Finalmente, los robots no dejan tierra compactada inutilizable.

 



Share